Visitante descubre que padece cáncer por la cámara de un museo transformar

Bal Gill, asistió a Camera Obscura and World of Illusions junto a su familia en el mes de mayo. Al ingresar en una sala equipadas con cámaras térmicas, advirtió que el seno izquierdo aparecía en las imágenes proyectadas con un color diferente. De regreso a su casa decidió consultar a un especialista, confirmándose en la consulta la presencia de un tumor en un estadio temprano. Gill, conoció durante el examen que los especialistas en oncología utilizan estas cámaras térmicas como una herramienta más para realizar diagnósticos de cáncer. Conocida como termografía, es un examen no invasivo que utiliza una cámara especial para determinar la temperatura de la piel en la zona del seno. Durante el desarrollo de un tumor maligno, las células cancerígenas se multiplican y crecen a un ritmo acelerado incrementando el metabolismo y el flujo sanguíneos en las áreas afectadas

"La visita que cambió mi vida"

Bal Gill, que se desempeña como subdirectora de finanzas en una universidad, manifestó que al entrar en la habitación donde se encuentran dichas cámaras térmicas, ella y su familia comenzaron a mover sus brazos mientras miraban las imágenes. "Al hacerlo, observé un punto caliente en mi seno izquierdo. Nos pareció insólito y, al contemplar a demás, notamos que otras personas no poseían algo similar. Capturé una foto y continué con la visita al museo".

Días después, al regresar a casa, Bal Gill se encontraba revisando las fotografías cuando descubrió la imagen de la cámara térmica del museo. Investigando en Internet, descubrió diversos artículos sobre cáncer de seno y el uso de cámaras térmicas para el diagnóstico. Días más tarde, fue diagnosticada con cáncer de seno en etapa temprana y sometida a dos cirugías, incluyendo una mastectomía, Debiendo volver al quirófano en el mes de noviembre, además de informársele que no necesitará quimioterapia o radioterapia.

"Entiendo que no es el propósito de ese lugar, pero para mí esta fue una visita que cambió mi vida", expresa Gill. "Solamente deseo decir muchas gracias. Sin esta cámara, jamás lo habría sabido. Andrew Johnson, quién ocupa el cargo de gerente general de Camera Obscura and World of Illusions, expresa que el personal del museo no se había percatado del potencial de esta cámara térmica para detectar síntomas de cáncer en las personas. "Nos hemos conmovido mucho cuando Bal Gill nos contactó y compartió su historia con nosotros, ya que el cáncer de seno está presente en mi vida y en otros muchos de nuestro equipo", expuso Johnson. "Es extraordinario cómo Bal advirtió la diferencia en la imagen y procedió con prontitud. Le deseamos todo lo mejor durante su recuperación y anhelamos conocerla a ella y a toda su familia en el futuro".

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.