Descubre cuanto daño le puede provocar el estrés a tu cuerpo

El ser humano vive en un continuo estrés que en ocasiones se vuelve hasta impredecible de percibir y es donde comienza a afectar nuestro cuerpo tanto físico como mentalmente. La American Psychological Association afirma que es un método de reacción  del cuerpo ante una situación y que en pequeñas dosis impulsa a una respuesta positiva. El inconveniente viene cuando el estrés convive contigo y sus consecuencias comienzan a lacerar nuestro cuerpo.

Principales tipos de estrés:

El estrés agudo es el que se marcha en un corto periodo de tiempo y no afecta tu organismo, lo hemos enfrentado en una entrevista de trabajo, en una declaración de amor, en una clase impartida frente a un concurrido auditorio.

El estrés crónico persiste en los organismos por años y sus consecuencias son fatales ya que afectan nuestra calidad de vida.

Muchas personas ven la pérdida del sueño, la caída del pelo, los dolores musculares, los tics, las erupciones en la piel, las palpitaciones ,entre otros, como algo ordinario que no tiene causa aparente y no es más que  la entrada al estrés crónico.

Ante este tipo de estrés nuestro organismo se deprime provocando un aumento de sustancias como es el caso de las catecolaminas que al liberarse al torrente sanguíneo provocan un aumento de la frecuencia cardiaca y de la glucosa lo que hace disparar el sistema parasimpático.

El estrés provoca la formación de nudos musculares:

Los nudos musculares se forman por una contracción de las fibras lo que provoca mucho dolor y sensación de pesadez e irritación en la espalda y los trapecios. Es un signo de estrés mayor al que se puede tolerar por el organismo y también puede ser causado por el sedentarismo, una mala postura, afecciones propias de la columna vertebral o un ejercicio físico brusco.


El estrés provoca aumento de peso

Al afectar el sueño y aumentar los niveles de glucosa el estrés provoca un aumento del apetito, liberando más insulina por el páncreas y  haciendo que se realice un sobreconsumo de azúcar y carbohidratos.

El estrés puede afectar la audición

El estrés continuo puede provocar una otalgia e incluso la pérdida de la audición súbita ya que obstaculiza el flujo sanguíneo por un aumento de la adrenalina lo que hace disminuir la circulación de la sangre en el oído interno. Ante un mareo, sensación de zumbido en el oído, dolor que alivia sin la administración de analgésicos, dificultad para escuchar, aumento de la temperatura local es imprescindible acudir de inmediato al médico.

Es necesario hacer un reajuste de las horas de sueño para disminuir los niveles de estrés en el organismo, también se recomienda reconocer  cuales son las situaciones que más estrés provocan en el cuerpo y crear estrategias para enfrentarse ante ellas, muchas de las cuales forman parte de la rutina diaria. Por ejemplo si llegar al trabajo genera un estrés gigantesco a tempranas horas de la mañana por el tráfico la estrategia sería levantarse más temprano para no hacer que el cuerpo pase por esa situación.

Se recomienda la realización del ejercicio físico sobre todo de relajación y estiramiento, la meditación matutina, la elaboración del plan de tareas a realizar el día siguiente y anotarlas y realizarlas en la mente para de esta forma hacer que sea menos estresante ya que tu cuerpo sabrá a lo q se tiene que enfrentar y en su subconsciente habrá creado un mecanismo de solución.

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.