Coronavirus, vencido por un hombre de 86 años con 13 dolencias crónicas

El mundo entero se está viendo afectado por un virus que no repara en razas, grupos etarios o clases sociales; la COVID-19 ha ido dejando una estela de muerte a su paso por todos los países que reportan casos de este virus. Ante tanta tristeza, a veces, se logra vislumbrar un rayo de esperanza, y tal es el caso de un hombre de 86 años que logró recuperarse de la peligrosa enfermedad. Este caso fue publicado en la revista científica de la Asociación Internacional para Estudios de Cáncer de Pulmón.

 

El caso

Nadie imaginó que fuera posible que el hombre de 86 años internado en el Hospital Universitario de Jianghan en la ciudad de Wuhan, pudiera vencer el virus que tanta muerte estaba ocasionando. Ingresó el día 22 de enero de 2020 con un cuadro de tos y fiebre de 38.8 grados, y el padecimiento de 13 dolencias crónicas que debilitan el sistema inmunológico como hipertensión, diabetes, arterosclerosis cerebral, pancreatitis e insuficiencia renal. También una radiografía mostró ciertas señales que podían atribuirse a una neumonía. Después de 7 días de ingreso el paciente (cuyo nombre no se revela por cuestiones de privacidad) fue confirmado con COVID-19.

El tratamiento usado

El tratamiento eficaz ante esta pandemia aún no se ha encontrado, a pesar del arduo trabajo de muchos científicos del mundo, pero ciertamente hay medicamentos que se utilizan para combatir los síntomas. En este caso en particular, el equipo médico usó un medicamento para combatir la infección, otro contra el virus y otro para evitar la llamada "tempestad de citosinas". Esto último es una reacción exagerada de defensa del cuerpo para combatir el virus. Según los científicos esta reacción exagerada ha sido en muchos casos el motivo de muerte, pues lo que sucede es que una desproporcionada cantidad de células van a los pulmones y terminan obstruyendo las vías aéreas e imposibilitando el paso del oxígeno a la sangre.

Otra parte del tratamiento fue una inyección en vena de inmunoglobina que se realizó a partir del plasma sanguíneo de pacientes recuperados y utilizando los anticuerpos desarrollados por estos. Este tratamiento aún experimental, es considerado una de las alternativas más prometedoras que están siendo estudiadas contra la enfermedad. Aunque no hay certeza de que la mejora del paciente fuese por los medicamentos administrados, lo real es que después de ese tratamiento, la fiebre y la inflamación de los pulmones cedieron.

¿Qué nuevas perspectivas da el tratamiento utilizado en este caso?

La recuperación de este paciente deja dos elementos a tener en cuenta para la comunidad científica en cuanto a la búsqueda de una vacuna definitiva contra el letal virus. Una es la probable efectividad de la inyección en vena de inmnoglobina y la otra es un camino abierto en la batalla contra la "tempestad de citosinas". Esta reacción exagerada es una posible explicación al por qué los niños no son tan comúnmente afectados por la pandemia, pues al tener un sistema inmune más inmaduro, puede que no sean capaces de generar dicha "tempestad de citosinas".

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.