Ciudad de Bielefeld ofrece 1 millón de euros a quien pruebe que no existe

En 1994, un estudiante publicó alegremente el mensaje: “¿Bielefeld? No existe tal cosa” en el sistema Usenet. El mensaje de Achim Held se convirtió en una broma de larga data en Alemania, una vez que se extendió viralmente con el posterior auge de Internet. Usenet era un sistema de mensajería anterior a los foros de Internet que pronto aumentó y alimentó muchas teorías de conspiración.

En 1994, un estudiante publicó alegremente el mensaje: “¿Bielefeld? No existe tal cosa” en el sistema Usenet. El mensaje de Achim Held se convirtió en una broma de larga data en Alemania, una vez que se extendió viralmente con el posterior auge de Internet. Usenet era un sistema de mensajería anterior a los foros de Internet que pronto aumentó y alimentó muchas teorías de conspiración. Achim Held, inventor de la teoría de la conspiración de Bielefeld, respalda la competencia.

En 2012, incluso la canciller alemana Angela Merkel hizo referencia al chiste de Bielefeld, cuando habló en una entrega de premios en Berlín y recordó haber asistido a un evento en Bielefeld, y agregó: “entonces sí existe”. El público estalló en carcajadas, y la Sra. Merkel continuó bromeando: “Tenía la impresión de que estaba allí ... espero poder ir allí de nuevo”.

Los habitantes de Bielefeld están “bastante seguros” de que su ciudad existe. Los habitantes de Bielefeld están “bastante seguros” de que su ciudad existe.

¿Cuáles son las reglas de la competencia?

Los alemanes adultos tienen hasta el 5 de septiembre para presentar sus pruebas de que Bielefeld “no existe” a Bielefeld Marketing GmbH. La competencia fue acordada con los funcionarios de la ciudad. El sitio web de la competencia (en alemán) dice que las entradas pueden presentarse en varias formas: imágenes, videos o texto, “pero las perlas de su sabiduría deben ser incontrovertibles. ¡Es hora de que nos divirtamos!” dicen los organizadores.

El mercado viejo - una pintoresca plaza en Bielefeld. El mercado viejo - una pintoresca plaza en Bielefeld.

Jocosamente, los organizadores también plantean que están 99.99% seguros de que pueden refutar cualquier evidencia. Pero los contribuyentes no deben preocuparse: el premio de € 1 millón provendrá de los patrocinadores de Bielefeld Marketing, en el improbable caso de que se encuentre un ganador. Los organizadores dicen que pueden recurrir a expertos para que recojan absolutamente cualquier evidencia que pretenda demostrar que Bielefeld no existe.

¿Se presentará alguien a dar pruebas de que esta ciudad no existe? ¿Se presentará alguien a dar pruebas de que esta ciudad no existe?

¿Cómo despegó la teoría de la conspiración de Bielefeld?

Allá por el anñ 1994, Achim Held estudiaba informática, y una vez estuvo en una fiesta en Kiel, una ciudad portuaria del norte, cuando apareció un invitado de Bielefeld, pero Achim desconocía la existencia de la ciudad. Otros invitados a la fiesta también desconocían de la existencia de esa ciudad. Poco después de eso, Achim no pudo resistirse a publicar el mensaje: “¿Bielefeld? No existe tal cosa”. Usenet era muy limitado en comparación con Internet, que pronto lo superó, pero el mensaje llegó a suficientes usuarios para volverse viral.

Ubicación exacta de la ciudad de Bielefeld, en Alemania. Ubicación exacta de la ciudad de Bielefeld, en Alemania.

Si bien Bielefeld puede carecer de las atracciones turísticas de algunas otras ciudades alemanas, no es un lugar anodino (que carece de interés o importancia): es el hogar de uno de los mayores productores de alimentos de Alemania: el Dr. Oetker. Arminia Bielefeld tiene una orgullosa historia en el fútbol de primer nivel, aunque actualmente está en la segunda división de la Bundesliga. Bernhard Schlink, autor del éxito de ventas internacional The Reader (“Der Vorleser” en alemán), nació allí y enseñó derecho en la Universidad de Bielefeld.

 

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.