Carbohidratos color beige. Qué son y por qué no debemos consumirlos en exceso

El especialista Faisal Maassarani, un médico general de la ciudad de Kirkby en Inglaterra, tiene una labor: pretende que sus pacientes injieran menos carbohidratos a fin de mejorar su salud. Pero Maassarani asume una gran cantidad de dificultades. El especialista labora en una de las zonas más pobres del país, con un alto nivel de desempleo, bajos niveles de educación y altas tasas de obesidad.

El plan es tan simple que parecería ingenuo. Reunió a un grupo de siete pacientes con sobrepeso y obesidad, con problemas de salud como diabetes tipo 2, colesterol alto y presión arterial alta, y llevó a cabo varias pruebas básicas. Después empleó a varios chefs de una escuela de cocina local para que preparan un banquete para el grupo, para demostrar que la comida saludable puede ser rica, accesible y satisfactoria.

El doctor Maassarani también les dijo la verdad sobre las posibles consecuencias de la obesidad y la diabetes: gangrena, accidentes cerebrovasculares, infartos, úlceras, entre otros. Después los dejó que siguieran su vida durante dos semanas y les permitió alterar los tipos y cantidades de carbohidratos en su dieta en la forma en que quisieran. Posteriormente repitió las pruebas.

Cómo digerimos carbohidratos

Como lo descubrimos en el programa "La Verdad sobre los Carbohidratos", estos compuestos son una de las formas como nuestro cuerpo obtiene energía de los alimentos.

Existen tres tipos de carbohidratos: almidón, azúcar y fibra.

El almidón es lo que usualmente entendemos que son los carbohidratos: alimentos como el pan, la pasta, las papas y el arroz. Pero las variedades "color beige" no son beneficosas. Tampoco los carbohidratos "blancos", que se encuentran en alimentos azucarados como bebidas gaseosas, dulces y alimentos procesados y refinados, incluidos los pasteles y galletas.

Los almidones y el azúcar  presente en este tipo de carbohidratos beige y blancos se descomponen en glucosa para obtener energía y si injieres elevadas cantidades, la glucosa se almacena como grasa.

Consejos para tu dieta

Reduce:

  • Harina, arroz, papas, pasta, cereales de desayuno y otros granos procesados
  • Pan blanco o negro altamente procesado

Remplázalos con:

  • Arroz de coliflor, apio, batata
  • Pan de centeno o negro

Incluye:

  • Huevos, carne, pescado, frutos secos y legumbres
  • Y la mitad de cada plato debe ser verde o de colores vivos: vegetales frescos, tomates y berenjenas

Pero hay otro tipo de carbohidrato: la fibra, que se encuentra en frutas y vegetales, lo que podríamos llamar "carbohidratos verdes". Estos consiguen que te mantengas saciado, vacían el estómago de manera más lenta y frecuentemente son la parte de la planta que te abastece de vitaminas y minerales. Son buenos para tus dientes y encías, para tu intestino, ya que mantienen el movimiento y alimentación de la flora intestinal.

Y también está el almidón resistente, que se encuentra en alimentos con alto contenido de fibra como lentejas, frijoles y granos enteros no procesados. Éste es difícil de digerir pero de forma positiva: se va directamente a tu colon donde su trabajo principal no es alimentarte sino alimentar a tu flora intestinal. Una flora intestinal sana está vinculada con una amplia variedad de beneficios, tanto físicos como mentales.

Otra lección: el recalentado ayuda a convertir los carbohidratos malos en buenos. Al recalentar almidones como la pasta y el pan tostado del frigorífico, las moléculas presentes en estos alimentos se redistribuyen y se vuelven más resistentes, lo que les permite viajar un recorrido más largo en tu intestino alimentando a tu microbioma.

Diabetes "poco detectable"

Al volver a Kirby, dos semanas después, fresultó increíble ver cómo los siete pacientes del doctor Maassarani habían alterado sus dietas como se les pidió y habían optado por más carbohidratos verdes. No se sentían hambrientos o encontraron que el cambio fuera inconveniente, y habían empezado un grupo de chat para ayudarse entre sí con recetas.

Lo que me impresionó fueron los resultados de sus pruebas: los diabéticos habían mejorado su glucosa en la sangre tan drásticamente que uno de ellos pasó a una remisión parcial. En dos semanas su diabetes tipo 2, que había padecido durante 17 años, "casi no se detectaba" y seis de los siete pacientes habían perdido 3 kilos o más.

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.

About Author
Popular
dic. 8, 2019, 6:06 p. m. - Yessika Torres Duran
dic. 17, 2019, 11:27 a. m. - liset venegas ruiz
sept. 10, 2019, 6:24 p. m. - Ciencia
Recent Articles
mar. 18, 2020, 5:25 p. m. - dubier
mar. 13, 2020, 1:47 a. m. - Publicaciones411
mar. 3, 2020, 10:42 a. m. - Yessika Torres Duran