C0mrad con solo 15 años logra hackear a la NASA

Jonathan James se reconoce como el primer cracker adolescente. En el año 1999 se realiza uno de los capítulos más increíbles en la historia de los delitos informáticos. El Departamento de Defensa de los Estados Unidos descubre una serie de intrusiones realizadas por un joven de 15 años de edad, a compañías privadas, sistemas escolares, así como a la Agencia para la Reducción de Amenaza de la Defensa (Defense Threat Reduction Agency).

Jonathan James nacido en la ciudad de Miami, se identificaba bajo el seudónimo de c0mrade, es catalogado como uno de los hackers más talentosos de la historia debido a su intelecto de acceder a sistemas privados por mero entretenimiento. En junio logró burlar la seguridad de la NASA y acceder a 13 ordenadores de donde extrajo software e información, lo que trajo consigo que la agencia tuviera que apagar sus sistemas por 3 semanas, una acción que costaría en reparaciones y pérdidas.


Según la NASA  el software que robó C0mrad era un código fuente que controlaba elementos críticos de supervivencia en la Estación Espacial, que permitía controlar la temperatura y la humedad, entre otros elementos en el entorno físico por lo que la NASA tomó la decisión de apagar todo y reescribir el código fuente.
Jonathan ya había logrado penetrar a la gran compañía de telecomunicaciones BellSouth, el Centro de Vuelo Espacial Marshall, en Alabama, y el sistema escolar del condado de Miami-Dade, pero lo que encendió las alarmas sería una intrusión a los ordenadores del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
Jonathan había encontrado una puerta trasera en uno de los servidores de Dulles, Virginia, donde logró interceptar más de 3.000 mensajes entre empleados de la agencia, mensajes que le permitieron acceso a 10 ordenadores militares.

 Jonathan James

En septiembre de ese mismo año resulta culpable de dos cargos de 'delincuencia juvenil', ya que al ser menor de edad era imposible aplicar otro tipo de cargos y porque  los delitos informáticos no estaban del todo tipificados en la ley estadounidense. Es así como recibía  una sentencia por seis meses de arresto domiciliario y la prohibición de acceder a ordenadores, libertad condicional hasta que cumpliera 18 años, y la obligación de escribir cartas de disculpa tanto a la NASA como al Departamento de Defensa.


En 2007 se conocería uno de los ataques informáticos más grandes hasta ese momento en Estados Unidos. El compañía  TJX Companies, así como BJ's Wholesale Club, Boston Market, Barnes & Noble, Sports Authority, Forever 21, DSW, OfficeMax, y Dave & Buster's, eran víctimas de un ataque informático que robaría la información personal de millones de clientes. Durante las investigaciones se conocen los nombre de hackers, donde se descubría que algunos de ellos estaban relacionados con Jonathan James.
El Servicio Secreto allanaría la casa de Jonathan, pero no logran encontrar una conexión a su colaboración en el ataque.

Final de C0mrad
Mayo de 2008, fue encontrado muerto en su casa. En una nota, se podían leer detalles que lo habrían llevado a tomar la decisión de quitarse la vida. Mas tarde su padre confirmaría que Jonathan sufría depresión y que siempre lo consideró un muchacho muy inteligente pero no logró tener una estrecha relación con él.
Su padre, que también es programador, admite que siempre sintió cierto orgullo por lo que su hijo había logrado hacer a la NASA y al Departamento de Estado. Robert James, su padre, recuerda a Jonathan como un geek apasionado al que le gustaba los ordenadores desde los 6 años. Durante los estudios de secundaria logró borrar Windows del ordenador de la casa para instalar Linux. Las últimas palabras de  James con Jonathan fue para preguntarle si encontrarían algo que lo culpara, a lo que Jonathan respondería con un no.

 

 

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.

Acerca del autor
Popular
dic. 8, 2019, 6:06 p. m. - Yessika Torres Duran
dic. 17, 2019, 11:27 a. m. - liset venegas ruiz
sept. 10, 2019, 6:24 p. m. - Ciencia