Alerta con las “lágrimas azules” de China

Según un nuevo estudio, la bioluminiscencia en las costas de China al anochecer puede también ser perjudicial para la vida marina. La naturaleza no deja de sorprendernos. Y a veces algunas de las cosas más hermosas en ella también pueden resultar peligrosas. Conoce el fenómeno de las “lágrimas azules” y por qué son consideradas tóxicas.

El fenómeno en las aguas costeras

Año tras año ocurre un fenómeno en las aguas costeras de China Oriental que nos deja hechizado por su belleza. Se trata, por decirlo así, de una especie de “lágrimas azules” que iluminan el mar en lo oscuro de la noche. Ahora, por primera vez científicos utilizaron satélites para rastrear al pequeño organismo responsable de dicha luminiscencia: un tipo de plancton llamado Noctiluca scintillans. “Las personas piensan que esto es romántico y hasta hermoso de ver por la noche, pero la verdad detrás de este fenómeno pudiera no serlo tanto” declaró Chanmin Hu, experto en oceanografía en la Universidad del Sur de La Florida y coautor principal del estudio. “Es tóxico”, dijo a Live Science.

La destellante vista se debe a microorganismos unicelulares que se encuentran esparcidos por casi todas las playas del mundo. Estos organismos, que reciben el nombre de dinoflagelados, brillan de un azul intenso cuando son perturbados por cualquier estímulo externo, ya sean olas, barcos que pasan o nadadores. Las “lágrimas azules” son muy comunes en las orillas de China, por lo que se han convertido en una de las mayores atracciones turísticas del país, y especialmente en las islas Matsu de Taiwán.

Perjudiciales para la vida

Ahora bien, según un nuevo estudio, amenazan directamente la vida marina. La investigación fue publicada en la revista Geofysical Research Letters, y sus miembros desarrollaron una forma de rastrear el centelleo azul utilizando la particular habilidad del organismo para absorber y dispersar la luz. Para ello Chanmin Hu y su equipo se auxiliaron en datos satelitales desde el 2000 hasta el 2017. Después de muchos análisis se determinó una característica común en todas las floraciones de “lágrimas azules”: la longitud de onda de la luz reflejada por ellas, que generalmente comienza en la costa, se va extendiendo cada vez más hacia aguas más profundas.

El problema es que estos microorganismos pueden envenenar la vida marina e incluso ser perjudiciales para los humanos, afirmó Hu. Mientras que los dinoflagelados no son tóxicos en sí mismos, al alimentarse de algas venenosas (su alimento preferido), liberan amoníaco y otras sustancias químicas que contaminan el agua que los rodea. Además, estos pequeñitos seres respiran tanto oxígeno que en ocasiones no queda nada para los demás animales en las aguas circundantes.

La causa

Por ahora los investigadores no esperan que la floración disminuya. Y es que la causa de las “lágrimas azules” aún no ha sido determinada con seguridad, aunque se tiene una hipótesis. Se cree que los desechos contaminantes procedentes de la agricultura que desembocan en el río Yangtzé sean los principales responsables. El río derrama el fertilizante en el Mar de China Oriental, lo que abastece al microorganismo de inmensas cantidades de nutrientes que le son necesarios para crecer.

Con información de: https://www.muyinteresante.com.mx

Enjoyed this article? Stay informed by joining our newsletter!

Comments

You must be logged in to post a comment.